elembudo


Comunicación científica y Blogs

La comunicación científica y académica está modificando sus parámetros de actuación debido a la irrupción y asentamiento de las herramientas 2.0 en este ámbito, sin llegar a producir un desplazamiento de los canales tradicionales de difusión (revistas, revisión por pares, métricas).

Tal vez en las universidades españolas la credibilidad de todo este entorno comunicativo digital aún produce dudas y reticencias, tanto por parte de docentes como de bibliotecarios, un tanto asustados por la avalancha de tal cantidad de nuevos recursos informacionales de difícil localización y gestión.

Sin embargo, las universidades americanas no dudan a la hora de reconocer todo este conocimiento producido a través de estos canales no oficiales de información, incluyéndolos  como citas en artículos y ponencias. El incremento cuantitativo y cualitativo ha sido exponencial en los últimos tres años.

Una de las herramientas 2.0 más utilizadas, accesibles, y también denostadas, son los blogs, sin embargo los blogs  académicos y científicos revisten ciertas características que los diferencia del resto del gran abanico de blogs generalistas.

 Sobre ellos han escrito con gran maestría y conocimiento de causa, Daniel Torres-Salinas, Alvaro Cabezas Clavijo y Tíscar Lara.

Daniel Torres-Salinas y Alvaro Cabezas Clavijo, en Los Blogs como Nuevo Medio de Comunicación Científica, relacionan cuatro utilidades de un blog científico:

 

Medio de publicación sin intermediarios.

 Tablón de anuncios y repositorio personal o colectivo.

 Blog como medio de difusión selectiva de la información.

 Acercar la ciencia al público no especializado.

Tíscar Lara, realiza un excelente análisis de la utilidad de un blog académico, presentándonos las motivaciones (qué aporta un blog académico):

Gestión de la Comunicación interna y externa (individual y grupalmente).

Organización de la documentación.

Hábito de lecturas actualizadas.

Banco de pruebas de ideas. Feedback de públicos diversos. Ejercicio de la Didacticidad.

Divulgación científica no mediatizada. Contacto directo con los lectores.

Nuevos campos para la publicación. Los círculos académicos son de difícil acceso y limitada distribución.

Construcción de una identidad como autores.

Transparencia de los procesos científicos. Valor añadido de los descartes.

Contextualización de información existente en la red.

Nuevas redes sociales y entornos de relación. Transciende barreras espacio-temporales (departamento, congresos, etc.)

Y qué permite el blog como espacio de publicación

Flexibilidad de plazos, estilos, etc.

Actualización y revisión constante.

Pacto de lectura “work in progress” que acoge la rectificación.

Trabajar en procesos dialógicos, en constante testeo y reestructuración.

Manejar datos provisionales.

Negociar los discursos científicos con la sociedad. Tener un sentimiento directo de cómo son asimilados.

Construir conocimiento en Red de forma colaborativa (tagging, wikis, del.icio.us, etc.

Ante estos argumentos poco cabe que decir al respecto, críticas,  sí pero también fácilmente superables:

Falta de credibilidad, subsanable con indicación del autor, filiación profesional, currículum, e incluso señalando otros blogs o trabajos de investigación en los que se haya citado post del propio blog.

Plagio, corta y pega, subsanable con indicación de las fuentes. Si estas son digitales, inclusión del link.

 Longevidad e irregularidad, subsanable con una audiencia fiel que seguirá contenido de alta calidad académica a través de lectores de RSS.

Nichos de audiencia reducida, subsanable mediante una correcta política de recolección y difusión por parte de los bibliotecarios científicos.

Comentarios no correctos políticamente hechos a un post que luego puedan influir negativamente en la carrera profesional de la persona que los haya hecho. La reputación digital es asunto particular e intransferible de cada persona, y aún más en el caso de la comunidad académica.

A sensu contrario, comentarios carentes de veracidad, maliciosos, etc que puedan empañar la calidad de las aportaciones de los lectores. Subsanable con el requisito de identificación y filiación.

Inconsistencia de la información, subsanable por la propia naturaleza de un blog científico, que es un estadio intermedio o un acercamiento preliminar a un trabajo de investigación.

A mi juicio, los blogs científicos y académicos constituyen una importante fuente de información en acceso abierto, libre de censuras, información en estado puro lista para ser compartida, mejorada, transformada y enriquecida.

Pero para que blog responda a su naturaleza de recurso abierto, innovador y provocador de nuevas ideas y estudios, han de respetarse las reglas del fair play científico,  tanto por parte de los blogeros como de los usuarios.

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Redalyc, es una hemeroteca científica de libre acceso, que pone a disposición de los usuarios 550 revistas de carácter científico, con un total de 119805 artículos a texto completo los cuales podrán ser leídos, criticados, analizados y citados. http://redalyc.uaemex.mx/

Comentario por Leo




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: